Bizcocho de chocolate con proteína (bajo en hidratos y grasas)

Buenos días! Tal y como os comentaba en el post de las tortitas con proteína, sigo en la línea de incrementar la ingesta de proteína por las mañanas más allá del huevo con jamón, el revuelto de claras o el bizcocho de claras. Así que aquí me tenéis hoy, con un bizcocho de chocolate al que he añadido una cantidad generosa de proteína y que he realizado con harina de avena. Si os interesa el tema macros tiene 57gr de proteína (60%), 28gr de hidratos (26%) y 7gr de grasas (14%) por cada ración, así que es un bizcocho bastante interesante si, como a mí, os cuesta llegar a la ingesta de proteínas recomendada.

Dado que es un bizcocho con alto contenido en proteína y bajísimo contenido en grasas, es un bizcocho que tiende a quedar seco. No lo recomiendo para comer tal cual, es un bizcocho de desayuno, para mojar en el café, el colacao, la leche o lo que toméis. Aviso de antemano para que nadie se lleve sorpresas. Por otra parte, ni qué decir tiene que es muuuuuy fácil de hacer, con ingredientes básicos de cualquier despensa "fit" y sin necesidad de batidoras eléctricas ni ningún otro utensilio más allá de un bol y una varilla :D

Cómo hacer un bizcocho de chocolate con proteína para el desayuno


Ingredientes (4 raciones):

-120gr harina de avena
-120gr proteína (yo de chocolate isolada)
-40gr cacao puro en polvo
-2 cucharaditas de levadura
-320ml leche desnatada
-2 huevos

Preparación:

Ponemos en un bol los huevos con la levadura, batimos hasta que se incorpore perfectamente.

En otro bol añadimos los ingredientes secos (harina, proteína y cacao) y mezclamos bien.

Preparamos un baso o jarra con la cantidad de leche descrita anteriormente.

Retomamos el bol de los huevos y añadimos una parte de los sólidos, batimos hasta incorporarlos por completo. En ese momento añadimos un poco de la leche, batimos de nuevo hasta que se integre. Repetimos sólidos-batir-líquido-batir-sólidos-batir... hasta terminar con todos los sólidos y la leche.

Cuando tengamos una masa homogénea y ligeramente densa la repartimos en 4 moldes (o en un molde grande y dividimos luego las raciones). Yo decidí dejarlo tal cual, pero con unas perlitas de chocolate por encima quedaría genial, o algo de coco, rodajas de plátano... lo que más os guste.

Llevamos al horno precalentado a 180º durante 20-30 minutos en función del tamaño del molde. Espero que os guste!


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.