Galletas de jengibre sin azúcar

Otra receta navideña... ¡o para cuándo queráis! Porque estas galletas están buenas en cualquier época, si bien el sabor del jengibre, o incluso de la calabaza, a mí me apetecen más en otoño-invierno, quizá porque los asocio al tiempo frío, de manta, sofá, chocolate calentito y un dulce que acompañe. Estas no son unas típicas galletas de jengibre, ya que además llevan canela y vainilla, pero están muuuy buenas. Y la característica principal es que están endulzadas no con azúcar, sino con dátiles, una opción diferente pero muy buena para endulzar nuestros postres. Yo lo utilizo sobre todo cuando hay personas que no toleran ciertos edulcorantes y no quieren tomar azúcar industrial, es una buena forma de endulza de forma más natural por así decirlo. A pesar de llevar una cantidad considerable de dátiles, las galletas quedan muy crujientes y por sí solas están muy ricas... aunque si le añadimos algo de chocolate tenemos un manjar, especialmente con chocolate blanco, que creo que combina de maravilla con el sabor del jengibre. Si quieres hacer unas galletas navideñas diferentes anímate a probarlas ;)

galletas de jengibre sin azúcar, galletas de navidad sin azúcar


Cómo hacer galletas de jengibre sin azúcar

-1/2 cucharadita de canela
-1/2 cucharadita de jengibre
-1/2 cucharadita de aroma de vainilla
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-1/4 cucharadita de sal
-150 gr de dátiles medjoul
-100 gr de mantequilla en pomada
-1 huevo M
-270 gr de harina

Preparación:

Trituramos los dátiles (sin hueso) con la mantequilla hasta que nos quede una crema, yo utilizo una picadora manual así que no necesitáis algo muy potente para picarlos.

En el bol de la batidora (yo uso la kitchen aid) ponemos la crema de dátiles con el huevo y batimos hasta que se claree y quede cremosa. Cuando haya adquirido esa consistencia añadimos el bicarbonato, la sal, la canela, el jengibre y la vainilla y seguimos batiendo hasta integrarlo todo.

Ahora batimos a baja velocidad y añadimos poco a poco 200gr de harina, yo la he añadido en 5 tandas. Cuando se haya incorporado paramos la batidora, quitamos la varilla y mezclamos con una lengua de gato. Añadimos el resto de la harina y amasamos a mano hasta formar una bola que no se pega en las manos. La envolvemos en film y llevamos a la nevera media hora para que coja consistencia.

Pasado el tiempo ponemos un papel de horno sobre la encimara, ponemos la masa de galletas encima, colocamos otro papel de horno sobre ésta y estiramos con el rodillo hasta que tenga un grosor de medio centímetro (o a vuestro gusto). Cortamos las galletas ayudándonos de un cortador y las disponemos sobre la bandeja de horno que hemos cubierto con papel de hornear.

Horneamos a 180º durante 15-17 minutos, hasta que veáis que adquieren un tono dorado. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Si nos apetece podemos decorar con chocolate fundido algunas partes de los muñecos, para dar un toque más dulce.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.