Brioche aromatizado relleno de crema y manzana

¡Buenos días! Hay que ver el gusto que le he cogido a preparar masas levadas desde que tengo la Kitchenaid... y es que se hace en un periquete, fácil y sin problemas. Me encanta preparar las masas a mano, pero si son recetas que no has probado nunca, que no sabes qué textura van a tener... a veces da pereza que te quede la masa demasiado pegajosa y tengas que implicarte más con el amasado. Así que desde que tengo mi ayudante de cocina estoy encantada :D Hoy os traigo un brioche ultra esponjoso, yo creo que nunca he hecho un brioche tan sumamente suave, con tanto aire, que casi es como comer algodón de azúcar y os aseguro que no exagero. De hecho estoy pensando en volver a prepararlo pero esta vez sin relleno para ver cómo queda la textura en un brioche entero, tiene que ser espectacular. El caso es que esta receta es del libro de Aliter Dulcia, de Souvenir, y se trata de una trenza danesa que ella rellena con manzana y mantequilla, así que yo lo he versionado en unos rollitos de brioche rellenos de crema y manzana, aromatizamos con limón y cardamomo que le da un sabor muy especial y delicioso. Vamos, que tenéis que probarlos porque solo os digo que no pasaron del día :P

Brioche aromatizado relleno de crema y manzana


Cómo hacer brioche relleno de crema y manzana

Ingredientes (3 bandejas pequeñas):

-250gr harina de fuerza
-25gr azúcar
-10gr levadura fresca
-8 vainas de cardamomo (las semillas de dentro solo)
-1 huevo
-Ralladura de 1 limón
-110gr buttermilk
-35gr mantequilla en punto pomada

-3 manzanas golden pequeñas
-1 cucharadita de canela
-1 cucharada de azúcar

-300gr leche desnatada
-1 huevo
-20gr maicena
-35gr azúcar (yo utilicé azúcar moreno)

Preparación:

Para el relleno pelamos las manzanas y las cortamos en láminas más bien finas, las colocamos en un bol y ponemos la canela y el azúcar, mezclamos y dejamos reposar.

En un cazo ponemos la leche, el huevo, la maicena y el azúcar. Removemos bien y llevamos al fuego (medio-alto) sin parar de remover hasta que espese y nos quede textura de crema pastelera. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Para el brioche ponemos en el bol de la batidora la harina, el azúcar, la levadura, el cardamomo, la ralladura de limón y el huevo. Empezamos a amasar con el accesorio de gancho y poco a poco vamos añadiendo el buttermilk, viendo si lo necesita todo o no. En mi caso usé todo y un poquito más. Cuando tengamos una masa lisa, homogénea y que casi no se pega a las paredes añadimos la mantequilla poco a poco y seguimos amasando, dejamos que amase unos 5-10 minutos, hasta que la masa se despegue de las paredes por completo, debemos conseguir una masa lisa y brillante. Hacemos una bola con la masa y dejamos que repose ente 1 y 2 horas, hasta que doble su volumen.

Para la crema pastelera no tenemos más que llevar todos los ingredientes a una olla al fuego medio-alto y batir constantemente. Cuando espese a nuestro gusto la retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente. Recomiendo que quede una crema más bien espesa para que a la hora de rellenar no nos dé problemas.

Pasado el tiempo pasamos la masa a una superficie para amasar, yo estas masas las trabajo sobre un tapete de silicona que luego me ayudará a darle forma. Cogemos la masa y la estiramos hasta tener un rectángulo de 1 centímetro de grosor. Ponemos por encima la crema pastelera (que estará fría) y sobre esta la manzana en láminas, repartiendo todo bien y de forma homogénea. Simplemente tenemos que dejar los extremos sin relleno para poder cerrar bien el rollo.

Ahora toca darle forma, debemos enrollar el brioche hasta formar un rollo (como cuando preparamos un brazo de gitano o rollo de bizcocho), vamos enrollando con cuidado y aquí es donde me ayudo de la silicona para ir levantando el brioche. Cuando lo hayamos enrollado por completo pellizcamos todos los bordes para que la masa se una. Como es una masa tan suave y esponjosa enrollé el tapete para que el rollo mantuviera la forma y llevé la masa a la nevera una media hora. Pasado el tiempo ya podemos cortar discos de dos o tres dedos de grosor y los colocamos sobre las bandejas o el molde que hayamos elegido. Si es un molde de metal (no desechable) debemos engrasarlo previamente con un poco de aceite o mantequilla. Dejamos que leven de nuevo los rollos una media hora, hasta que doblen su volumen y llevamos al horno precalentado a 170º unos 20-30 minutos, hasta que veáis que se doran.

Brioche aromatizado relleno de crema y manzana

Dejamos enfriar completamente antes de comerlos.

2 comentarios:

  1. con lo que me gustan a mi estas masas dulces.... son tan tiernas, exquisitas y dejan un olor en la casa que no hay quien se resista

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.